Canción de sal

Llora el viento por el puerto
y grita la mar, ofendida,
a las rocas impasibles;
sin prestar atención
a los cantos de sirena
que a pesar de la tormenta
encantan a marineros
para intentarlos ahogar.
Surcan mis dedos la arena,
curiosos, con ansiedad,
con su rumbo perdido;
formando corazones rotos
esperando tempestades
y, con ellas, más naufragios.
Rompe la ola en mi cuerpo
cubriéndome hasta los pechos
de blanca espuma marina.
Oigo silbar a bufones
que inician mi ritual
y me tiro nadando a la mar
buscando más navegantes
a los que poder encantar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s